Please help keep this Site Going

Menopausal Mother Nature

News about Climate Change and our Planet

Uncategorized

Les Knight, el hombre que quiere que nos extingamos voluntariamente

No está claro cuántos simpatizantes tiene el grupo de Knight o cuál es su alcance real. Después de ser en gran medida clandestino, su grupo alcanzó la popularidad cuando Knight creó un sitio web en 1996. Lleno de textos, pero jovial, el sitio incluye citas del filósofo Arthur Schopenhauer y caricaturas de la artista Nina Paley, así como argumentos contra la procreación y en favor de la adopción. Se ha traducido a unos 30 idiomas y para muchas personas sigue siendo un refugio para muchos.

“Me dio mucho gusto saber que existía este tipo de grupos porque cuando tenemos esta clase de filosofía, casi siempre nos sentimos solos”, comentó Mario Buenfil, un ingeniero hidráulico de 73 años de Ciudad de México que lleva 20 años participando en el movimiento.

Sin embargo, las palabras “extinción humana voluntaria” a menudo provocan reacciones de horror, y hacen que el grupo sea calificado con términos como “ecofascista” y “maltusiano”. John Seager, presidente de Population Connection, una organización sin fines de lucro que aboga por la estabilización de la población a través de medios voluntarios, lo comparó con un espectáculo secundario. Sin embargo, si el nombre provocativo del grupo y la postura aparentemente pugilista sugieren un fundador amargado o incluso amenazante, Knight parece todo lo contrario.

Alto y gentil, Knight se muestra lúcido y pensativo, como una mezcla de Bill Nye y Fred Rogers. Si bien puede estar en contra de la creación de más humanos, muestra una gran compasión por los que ya existen.

Knight, quien ha sido maestro sustituto de secundaria la mayor parte de su vida laboral, cuenta con el gran afecto de sus alumnos. Los domingos en la mañana pasa horas recogiendo basura de la calle principal cercana. Durante una entrevista, hizo una pausa para ver cómo dos interesantes arañas de jardín tomaban el sol sobre telarañas tejidas entre los arbustos y las tumbonas. Este espectáculo era motivo de celebración, comentó Knight, después de que tantas criaturas murieron durante la ola de calor del año pasado en el noroeste del Pacífico. Knight, un monógamo confeso, vive solo, pero su novia vive en la casa de al lado y apoya su causa por completo.

“No anda por ahí con un ego gigantesco. No pretende discutir con la gente”, comentó Marv Ross, excompañero de habitación de Knight y amigo de mucho tiempo. “Siempre usaba el humor para que fuese divertido comunicar su mensaje, y yo lo he visto hacerlo muchas veces. Con una broma o una sonrisa, evitaba que la gente se molestara”.

Cuando era un niño que crecía dentro de una familia tolerante de Oregón, Knight vio cómo las empresas madereras talaban los bosques del estado. Después de ser reclutado en el Ejército durante la guerra de Vietnam (participó, pero nunca fue movilizado), asistió al Oregon College of Education y se unió a la sección local de Zero Population Growth, con lo cual reafirmó su decisión de no tener hijos. “Siempre ha sido por la ecología, por el daño que los seres humanos le hacen al medioambiente”, señaló.

Please help keep this Site Going