Please help keep this Site Going

Menopausal Mother Nature

News about Climate Change and our Planet

Uncategorized

¿Qué es la COP27?

Aunque varios líderes aceptaron compromisos enormes en París, los países no han tomado suficientes medidas para prevenir los peores efectos del cambio climático. En Glasgow el año pasado, las naciones prometieron ser más ambiciosas, y algunas han cumplido esa promesa. Por desgracia, un informe reciente de Naciones Unidas reveló que solo una veintena de países han dado un paso más y se han comprometido a aplicar medidas más estrictas.

Científicos, activistas y líderes de muchos países concuerdan en que se necesita mayor ambición, a pesar de que los países ya han comenzado a cumplir sus planes de reducir las emisiones.

La COP26 dio como resultado el Pacto Climático de Glasgow, un acuerdo entre casi 200 naciones. En ese acuerdo se les “pide” a los países “revisar y fortalecer” sus objetivos de emisiones para finales de 2022 con el propósito de alinearlos con la meta de limitar el aumento de temperatura global a 1,5 grados Celsius (2,7 grados Farenheit), con respecto a los niveles previos a la Revolución Industrial.

También subrayó que los países ricos no habían cumplido el compromiso, hecho ya hace una década, de ayudar a entregar 100.000 millones de dólares al año en financiamiento climático para 2020, y los instó a “por lo menos duplicar” su apoyo a la adaptación para 2025.

Además de las negociaciones formales, varios países y empresas concretaron decenas de acuerdos. Más de 100 países convinieron en reducir durante esta década sus emisiones de metano, un potente gas que calienta al planeta, en un 30 por ciento. Otros 130 países se comprometieron a detener la deforestación para 2030 y destinar miles de millones de dólares a esta meta. Decenas de países prometieron retirar gradualmente sus plantas de carbón y reducir la venta de vehículos de gasolina en las próximas décadas.

No. Sin embargo, algunos han comenzado a hacerlo. Estados Unidos, por ejemplo, aprobó este año una ley que contempla la inversión de 370.000 millones de dólares para lograr que el país deje de utilizar combustibles fósiles y adopte energía libre de emisiones como la solar, eólica y nuclear. Se espera que estas medidas ayuden a que Estados Unidos se acerque a su objetivo (aunque no lo logre por completo) de reducir, para 2025, las emisiones por lo menos un 50 por ciento por debajo de los niveles de 2005.

Es importante porque, pasado ese umbral, los científicos afirman que aumenta muchísimo la probabilidad de que ocurran impactos climáticos catastróficos (como olas de calor letales, escasez de agua, pérdida de cultivos y colapso del ecosistema). El planeta ya se ha calentado alrededor de 1,1 grados Celsius.

Please help keep this Site Going