Please help keep this Site Going

Menopausal Mother Nature

News about Climate Change and our Planet

Uncategorized

La contaminación del aire mata a 10 millones de personas al año

Pero también creo que, por desgracia, la contaminación atmosférica apunta en la dirección contraria, como un caso práctico de normalización; ya que, después de todo, mueren 10 millones de personas al año y todavía no ha producido nada parecido a las movilizaciones políticas inspiradas por el clima en los últimos cinco años. Podemos pensar que descontamos el futuro, paralizados por el horror exagerado del presente y en algunos casos por supuesto que es cierto. Pero la aclimatación también es fácil y cuando se trata de un cambio perturbador, la normalización es la adaptación más barata de todas.

Las muertes ocasionadas por la contaminación rara vez o nunca aparecen en las autopsias, ya que, como ocurre con muchas muertes, la etiología es multicausal. De hecho, aunque se calcula que cada año mueren 40.000 personas por esta causa en el Reino Unido, no fue sino hasta 2020 que la contaminación ambiental figuró por primera vez en un certificado de defunción, perteneciente a Ella Adoo-Kissi-Debrah, una niña de 9 años que desde entonces ha inspirado un proyecto de ley histórico, llamado Ley de Ella, para garantizar el derecho de los británicos a un aire limpio. No obstante, la ciencia de la muerte prematura no se rige por la anécdota ni el juicio del forense. Dicho en términos más sencillos, como todos morimos, la pregunta es: ¿cuándo?

El AQLI mantiene una herramienta extraordinaria y fácil de usar que permite rastrear esa respuesta hasta el nivel de condado, en todo el mundo y que acumula 24 años de datos. En todo el mundo, la esperanza de vida se está reduciendo en 2,2 años en general, el equivalente a 17.000 millones de años de vida perdidos anualmente por el esmog.

En Estados Unidos —donde una investigación independiente sugiere que es probable que mueran 350.000 personas al año por la contaminación producida por la quema de combustibles fósiles— la esperanza de vida se reduce 0,2 años en general, según el índice. Tal vez eso no parezca mucho; en términos globales, no lo es. Pero se podría decir que para la salud, las medidas relativas no son las únicas que importan y que los promedios como estos ocultan grandes diferencias entre grupos y regiones. En California, el impacto es tres veces mayor y desde 1998 las tan cacareadas mejoras de la calidad del aire en todo el estado no han reducido en absoluto el impacto de la contaminación en la mortalidad: de hecho, ha aumentado de 0,5 años entonces a 0,6 hoy. En la actualidad, en una franja de condados que se extiende al norte de Los Ángeles y otro puñado al norte de San Francisco, el residente promedio viviría más de un año más si la contaminación local se redujera por debajo del umbral de la OMS.

La mayor parte del país está apenas por encima de ese umbral. Pero según el State of Global Air, dos terceras partes de la población mundial viven en lugares donde las partículas superan los 25 microgramos por metro cúbico, un umbral cinco veces superior a la norma de la OMS. Más de la mitad vive con una contaminación superior a los 35 microgramos por metro cúbico, siete veces más que esa norma.

Según el AQLI, en India, cumplir con esa norma alargaría la vida más de cinco años para más de mil millones de personas. En el norte del país, donde la contaminación es peor, la contaminación ambiental reduce la esperanza de vida de manera aún más significativa: en Nueva Delhi, 10 años; en Bihar, ocho; en Uttar Pradesh, ocho. Y como se trata de promedios, que también tienen en cuenta a aquellos para los que el efecto es menor o incluso nulo, significa que la vida de muchos millones de personas podría alargarse mucho más.

Please help keep this Site Going