Please help keep this Site Going

Menopausal Mother Nature

News about Climate Change and our Planet

Uncategorized

La conferencia de la ONU sobre la Diversidad Biológica

El cambio climático es solo uno de los motores de la pérdida de biodiversidad. Por ahora, el principal culpable es el ser humano que destruye el hábitat con actividades como la agricultura, la minería y la tala. En el mar, es la sobrepesca. Otras causas son la contaminación y las especies introducidas que expulsan a las autóctonas.

“Cuando hay dos crisis existenciales concurrentes, no se puede elegir solo una para centrarse en ella, sino que hay que abordar ambas, por muy difíciles que sean”, dijo Brian O’Donnell, director de la Campaña por la Naturaleza, un grupo de defensa. “Esto es el equivalente a tener al mismo tiempo una llanta baja y la batería muerta en tu carro. Si solo arreglas una, sigues atascado”.

Esta semana, funcionarios de medioambiente, diplomáticos y otros observadores de todo el mundo se reunieron en línea, y un pequeño grupo se reunió en persona en Kunming, China, para la reunión, la decimoquinta conferencia de biodiversidad de las Naciones Unidas.

Estados Unidos es el único país del mundo, además del Vaticano, que no forma parte del tratado subyacente, el Convenio sobre la Diversidad Biológica, situación que se atribuye en gran medida a la oposición republicana. Los representantes estadounidenses participan al margen de las conversaciones, al igual que los científicos y los defensores del medio ambiente.

Debido a la pandemia, la conferencia se ha dividido en dos partes. Mientras que esta parte virtual se dedicó en gran medida a suscitar la voluntad política, los países volverán a reunirse en China en primavera para ratificar una serie de objetivos destinados a atajar la pérdida de biodiversidad. El objetivo será adoptar un pacto por la naturaleza similar al Acuerdo de París sobre el cambio climático, dijo Elizabeth Maruma Mrema, secretaria ejecutiva del convenio.

El año pasado, las autoridades informaron de que los países del mundo no lograron en gran medida los objetivos del anterior acuerdo mundial sobre biodiversidad, celebrado en 2010.

Please help keep this Site Going